La verdad os hará libres

San Juan 8:31-32: “Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”
 
San Juan 8:34-36: Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. El esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.” 

Instrucción: 
Es hermoso pensar en la libertad, pero es aun más hermoso disfrutar de ella.
Cuando estuve en República Dominicana leí el siguiente texto como una parte de su escudo nacional:
“Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” 

Estas palabras toman importancia al saber que su autor es nada menos que nuestro amado Jesucristo el Hijo del Dios vivo. Uno de los anhelos del ser humano es ser completamente libre, libre de esclavitud, de presiones, y  dominios.  Las naciones luchan por ser libres  del  dominio de otro reino o nación. Cada nación tiene un día de la libertad, que celebran con gran regocijo; tienen un libertador el cual admiran, recuerdan y respetan recibiendo el título de héroe nacional.

Para el creyente es mayor el significado de libertad, ya que puede  experimentar el  vivir verdaderamente libres de la oscuridad,  pecado y el dominio de Satanás. Al igual que para las naciones,  el creyente también requiere de un libertador, de alguien que haya tomado la iniciativa,  ya que ninguno de nosotros estaba en capacidad para hacerlo. Esto fué lo que Jesucristo nuestro Libertador hizo por nosotros en la cruz del Calvario. Nos  dió libertad completa.

Al tratar este tema, veremos tres aspectos especiales que salen de la boca de Jesús: 

          1.  Ser discípulos de Cristo

            2. La verdad

            3. La libertad

1.        Ser discípulo de Cristo.

Cuando pienso en la cantidad de grupos  religiosos que han aparecido por  este tiempo, mostrándose  como iglesias verdaderas de Jesucristo, sus lideres,  que se levantan engañando al pueblo de Dios utilizando el nombre de Cristo para su propia honra y provecho, me da tristeza y coraje.  Leemos en la prensa como hay quienes se declaran desde profetas enviados por el propio Dios, reencarnaciones de apóstoles, de Jesucristo y hasta  quienes  abiertamente se declaran como el anticristo. Estos son seguidos por miles de personas que  engañados,  no conocer la verdadera libertad que es en Jesucristo. Es fácil ser discípulo de hombres, pero es algo difícil ser discípulo verdadero de Jesucristo.

Es muy fácil seguir a un hombre, en particular, quizá debido a sus dotes políticos y de oratoria, podemos seguir un grupo de hombres con cuyas enseñanzas o doctrinas nos identifiquemos, y de esta forma hacernos miembros de sectas religiosas fundadas por hombres para luego propagarlas con gran fervor. Todo esto es atractivo a la naturaleza carnal del hombre. Esto le da pertenencia y sentimiento de seguridad teniendo sus lideres delante de sus ojos con sus éxitos y progresos, y recibir una palmadita en la espalda en recompensa a sus trabajo, ninguno de estos tiene que vivir por fé.  

 Ser un Discípulo verdadero de Jesucristo es todo lo contrario. Sólo lo podemos ser por fe verdadera, esa fe que recibimos como regalo de Dios (Ef.2:8) y que hizo diferentes a muchos,  los cuales nos describe la palabra de Dios en Heb.11, los cuales podemos mirar como ejemplos para así edificar una iglesia fuerte llena de la presencia de Dios. Sólo lo podemos hacer guiados por El Espíritu Santo. de esta forma podremos vivir una vida verdadera en Cristo siendo obedientes a su santa voluntad.

Los discípulos de Cristo edifican sus vidas sobre la roca(Jesucristo), los que siguen a hombres construyen sus vidas sobre la arena, estos hombres mortales desaparecerán mas Cristo vivirá para siempre como nuestro único líder, nuestra cabeza visible.

En San Juan 9 encontramos como Jesús sanó a un ciego, leemos también que este hombre entró inmediatamente después en conflicto con los fariseos, parece que a éstos no les gustaba que este hombre tuviera sus ojos abiertos reconociendo a Jesús y finalmente fué expulsado de la sinagoga. En los versos 28 y 29 dice: “Y le injuriaron, y dijeron: Tú eres su discípulo (de Jesús); pero nosotros, discípulos de Moisés somos. Nosotros sabemos que Dios ha hablado a Moisés; pero respecto a ése, no sabemos de dónde sea.”  Los fariseos reconocían a Moisés y las escrituras, ellos Vivian en un mundo carnal, cegados y sordos al Espíritu de Dios y a su Hijo Jesucristo. Éstos,  por necesidad física (hambre) le siguieron mientras conseguían sus intereses. No basta con seguir a Cristo, tampoco con seguir a estos que parecen son seguidores de Cristo nombrando su nombre para posteriormente conseguir sus intereses mezquinos. Por muy perfecto que parezca el hombre que sigamos, este no nos guiará a ser verdaderos hijos de Dios, porque no existe sino uno que lo puede hacer: El Espíritu Santo. “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.” Rom.8:14

El verdadero líder espiritual tendrá la actitud de Juan el bautista:” Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe”. Decía él (Juan 3:30). Que Jesucristo sea el glorificado, el levantado, el honrado, mas nosotros como verdaderos lideres espirituales seamos humildes, servidores, amables, temerosos de Dios y dispuestos a entregar nuestras vidas como sacrificio vivo de olor fragante  para la Gloria de Dios.

Tienes tu un Moisés cuyas enseñanzas quieres seguir?, tienes tu un seguidor falso de Jesucristo como lider?, o tienes tu corazón dispuesto para ser verdadero discípulo de Jesús, aquel que escucha , reconoce su voz y le sigue (obedece).

Dios mió te pido en este momento que aclares el entendimiento de tus hijos y reveles por tu Espíritu tu verdad, para que asi seamos esos verdaderos discípulos de Cristo. 

2.      La verdad.

Cuando hablamos de la verdad, tenemos que conocer el significado de esta palabra de acuerdo a nuestro diccionario: La verdad es la propiedad que tiene una cosa de mantenerse siempre la misma sin mutación alguna. Es el juicio o proposición que no se puede negar racionalmente.

Cuando hablamos de verdad hablamos de que esta es única, todo lo que sea diferente o diga algo parecido o diferente ya no es verdad ya es mentira, es una verdad adulterada y por lo tanto no es verdad.

La palabra de Dios es única,  y  proviene de una fuente  fidedigna Dios mismo. Ella no es copia de otra ni se parece a otros libros, no existen varias especies de palabras. Es dada mediante el Espíritu de Dios.  La verdad  está escrita en la Palabra,  no podemos agregarle   ni quitarle , perdería su consistencia y dejaría de ser verdad y de venir de Dios.  la Biblia dice que todo aquello que sea cambiado es anatema; verdad de hombres, filosofía de hombres.

En Ef.4:14-15 “para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,  sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo”

En nuestro tiempo somos bombardeados de información bíblica a través de la radio, la TV, Internet, etc. Algunos abren la puerta de su entendimiento, de su corazón  recibiendo todo, siendo contaminados, confundidos y engañados, ellos creen que es la verdad lo que  allí se dice, ya que se nombra a Cristo. lo que se escucha es agradable a sus oídos. A la verdad ellos ellos son niños en la fe siendo llevados por doquiera por la astucia de hombres. Hermanos escudriñemos la palabra de Dios, pidámosle al Espíritu Santo que nos de revelación y entendimiento, pues si seguimos a hombres terminaremos como ellos en el hoyo como ciegos guiados por otro ciego, pero si escuchamos La voz del espíritu santo, seremos guiados por aquellos caminos de paz  y de victoria,  aquellos prados verdes y  aguas apacibles.

También existe otro grupo de personas quienes se han aferrado a sus tradiciones rechazando la voz del Espíritu Santo, sumergidos y atrapados en tradiciones reliosas que solo enseñan a guardar fisetas, a venerar hombres (muertos o vivos), quitandole este honor a Jesucristo, creyendo mas en instituciones religiosas que los han mantenido en la oscuridad, privandolos del derecho y alcance de la sana doctrina. Por ellos pido Al Señor para que las escamas de su ojos y oidos sean destridas y puedan conocer la verdad. Pero esto no es nuevo, el apóstol Esteban antes de morir habló así a un grupo de estos fariseos: Hechos 7:51-52 “¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos! Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros. A cuál de los profetas no persiguieron vuestros padres? Y mataron a los que anunciaron de antemano la venida del Justo, de quien vosotros ahora habéis sido entregadores y matadores;”.
Hay un grupo mas, aquellos engañados quienes sigen a hombres, a falsos profetas con doctrinas falsas, de estos nos advierte la palabra de Dios en que nos cuidemos ya que en el último tiempo aparecerán aparentando mostrar a Jesucristo pero en verdad llenos de engaño.  Ef 4:14  "para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error" ellos han construidos murallas de incredulidad a su alrededor y sus oídos están sordos para oír la verdad de Dios.

Amigo lector examínate que tu no seas uno de estos, sino mas bien uno de aquellos que han oído la voz del Espíritu Santo y han respondido efectivamente a su llamado: Heb.:3:7-8 “Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones,”. Si tú eres joven en la fe quizá tenga problemas en entender esto, pero tranquilo no te molestes guarda en tu corazón lo que puedas, y guarda lo demás para después cuando tengas tiempo, pero de ahora en adelante no comas entero, no creas todo lo que te dicen examínalo como esta en Tes. 5:21 “ Examinadlo todo; retened lo bueno”. Se celoso en recibir y guardar la verdad de Dios no adulterada, la sana doctrina en Hechos  17: 11 nos da la palabra un buen consejo: “Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.”

Jesucristo es la verdad: “El es el camino la verdad y la vida”, si tienes alguna pregunta, algo que esta dentro de ti y que no te permite seguir adelante, vuélvete a El, busca la verdad en El, El es el metro con el que se mide la verdad, El tiene la respuesta correcta, es mas,  El es la respuesta de todo en tu vida.

En Juan 16:7  Jesús nos habla directamente dándonos promesa:Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.”

¿Que significa esto para ti? Esta promesa El ya la cumplió aquel día en el día de  Pentecostés, eres tu una nueva criatura?, has tu nacido de nuevo?, si la respuesta es si, entonces El esta dentro de ti y nunca te dejará, solamente El es quien te guiará a toda la verdad (a Cristo) , El no esta tan lejos de ti pues a tomado habitación dentro de ti, tu eres su templo y puedes en verdad hablar con El cuando tu lo desees, anímate ya vez no estas tan solo como creías, en ti esta la verdad y puedes caminar y vivir en ella.

3.      La libertad.

Que significa ser libre? En Juan 8: 36 Jesucristo describe esta libertad:”Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres”. ¿Cual es la completa libertad? La respuesta en sencillamente Jesús, ella se hizo visible en la vida de Jesús, en el esta completa. En el no hay pecado, esta libre de este. Satanás no tiene potestad sobre El, El lo derrotó y lo exhibió derrotado, El esta libre de toda oscuridad, el es la luz.

El estaba también libre del temor, podía denunciar a los líderes religiosos. No tenía ningún temor por las sectas fariseos que le perseguían e intentaban matarle.  Jesucristo  sabía claramente que pasaría cuando llegará a Jerusalén pero no temía llegar allí. En El no hubo enfermedad alguna su cuerpo estaba libre de ésta. El estaba libre de todo esto y mucho más.

Jesucristo no sólamente estaba libre de esto sino que también estaba libre para hacer. Era libre para hacer la voluntad de su Padre, con libertad escogió dar su vida por la nuestra como pago por nuestro pecado, pero ni la muerte lo venció, El resucitó al tercer día.

 La libertad que disfrutaba Jesús es la misma que te ofrece a ti y a todos los que en El creemos, la palabra nos afirma esta verdad en Gal.2:20   “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.”. Si en verdad deseamos con todo nuestro corazón vivir en esta libertad maravillosa entonces debemos permitirle a nuestro espíritu vivificado que tome el control de nuestra carne y nuestros pensamientos y de esta forma vivir una vida plena en la libertad que hemos recibido.

Pablo nos afirma esta verdad en Rom. 8:19-22” Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza;  porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.

 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora;” Amado lector, la creación misma esta deseando que sea manifestada esta libertad de Cristo.

 Conclusión:

Deseo concluir  con esta pregunta: Como pues podemos vivir en esta libertad de la que habla Jesucristo. El mismo nos responde “Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”. Tenemos que aprender a vivir en El, dependientes de El y no del hombre, ser verdaderamente sus discípulos. Es la verdad (Cristo) penetrando en nuestros corazones la que nos dará la verdadera libertad.

Quiero en estas dos ultimas líneas resaltar que no es la doctrina del hombre por mas Hermosa que sea la que entra en nuestras mentes y nos hace libres, sino que es la verdad que proviene de Dios la que nos liberta de toda potestad y esclavitud.