top of page

LO QUE CREEMOS

La Biblia:

Creemos en la Biblia como la plena e infalible Palabra de Dios, revelada al hombre por inspiración del Espíritu Santo. Creemos que los sesenta y seis libros de la Biblia constituyen la Palabra de Dios plenaria (inspirada en todas sus partes por igual). (1)

Creemos que la Biblia constituye la única norma de fe y conducta. (2)

Dios:

Creemos que no hay más que un Dios vivo, eterno y verdadero, quien todo lo sabe, perfecto en todos sus atributos. Creemos que es uno en esencia, existiendo eternamente en tres personas – Padre, Hijo, y Espíritu Santo. El Dios eterno y trino se revela a nosotros como Padre, Hijo y Espíritu Santo, con distintos atributos personales, pero sin división de naturaleza, esencia o ser.  A él le debemos el amor más elevado, reverencia y obediencia. (3)

 

Creemos que el Padre es el Creador de todo lo visible e invisible, y Autor del incancelable y misericordioso Plan de Salvación desde antes de la fundación del mundo.

 

Creemos que el Hijo es eternamente engendrado del Padre, y único mediador entre Dios y los hombres; encarnó por obra y gracia del Espíritu Santo y nació de la bienaventurada virgen María; y en El conviven dos naturalezas: Divina y Humana, en una sola persona.

 

Creemos que el Espíritu Santo procede eternamente del Padre y del Hijo; es revelador del conocimiento de Dios al hombre por las Sagradas Escrituras; Santificador, Persuadidor, Consolador, Dador de Poder y representante único de Cristo sobre la Tierra.

 

El Hombre: 

Creemos que el hombre fue creado por Dios a Su imagen y semejanza. El hombre fue creado libre de pecado con una naturaleza racional, con inteligencia, voluntad, determinación personal, y responsabilidad moral para con Dios. (4) 

 

Creemos que en el pecado de desobediencia de Adán a la voluntad revelada de Dios y a la palabra de Dios, el hombre perdió su inocencia, el pecado cometido fue mortal y ocasiono la enemistad del hombre con Dios. El hombre se volvió por completo corrupto y totalmente incapaz de escoger o hacer aquello que es aceptable a Dios. (5)

 

Creemos que el hombre quedo sin poder alguno para tener la capacidad en sí mismo de restaurarse, el hombre está perdido sin esperanza alguna. Es imposible para el hombre, por obras, compensar la deuda de sus pecados ante el Tribunal Divino. (6)

 

La Salvación:

Creemos que la salvación es en su totalidad la obra de la gracia de Dios por medio de la obra redentora de nuestro Señor Jesucristo, y que no está basada en méritos humanos u obras. En su más amplio sentido de la salvación incluye la elección, la regeneración, la justificación, santificación y glorificación. Creemos que no hay salvación aparte de la fe personal en Jesucristo como Señor. (7)

Creemos que la regeneración, o el nuevo nacimiento, es una obra de la gracia de Dios por el cual el pecador se convierte en nueva criatura en Cristo Jesús. Es un cambio de corazón causado por el Espíritu Santo convenciendole de pecado.

 

Creemos que el pecador responde en arrepentimiento hacia Dios y en la fe en el Señor Jesucristo. 

El arrepentimiento y la fe son experiencias inseparables de la gracia. El arrepentimiento es un verdadero volverse del pecado hacia Dios. La fe es la aceptación de Jesucristo y el compromiso de toda la personalidad a Él como Señor y Salvador.

 

Creemos que todos los redimidos, una vez que han sido salvos, son guardados por el poder de Dios y de esta manera están seguros en Cristo para siempre. Como fruto de esa regeneración hacemos buenas obras, no para ser salvos, sino porque ya lo somos. (8)

 

La Iglesia

Creemos que todos los que confían en Jesucristo como Señor y salvador, son inmediatamente colocados por el Espíritu Santo en un Cuerpo espiritual unido, la iglesia, la novia de Cristo, de la cual Cristo es la cabeza. (9)

 

Creemos que la iglesia es un organismo espiritual único diseñado por Cristo, constituido por todos los creyentes que han nacido de nuevo en la época actual. (10)

 

Creemos que el propósito de la iglesia es glorificar a Dios al edificarse a sí misma en la fe, al ser instruida en la Palabra, al tener comunión al guardar las ordenanzas y al extender y comunicar el evangelio al mundo entero. (11)

 

Creemos en la dotación de dones de parte de Dios para sus hijos, y en su clasificación como Dones del Ministerio y Dones del Espíritu Santo. (12)

 

Creemos que el privilegio de los creyentes es regocijarse en la certidumbre de su salvación por medio del testimonio de la Palabra de Dios, el cual, no obstante, claramente nos prohibe el uso de la libertad cristiana como una ocasión para vivir en pecado y carnalidad. (13)

 

Las Ordenanzas

Creemos que el bautismo cristiano es la inmersión de un creyente en agua en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Es un acto de obediencia que simboliza la fe del creyente en un Salvador crucificado, sepultado y resucitado, la muerte del creyente al pecado, la sepultura de la antigua vida, y la resurrección para andar en novedad de vida en Cristo Jesús. Es un testimonio público de la fe interior del creyente en Cristo. (14)

 

Creemos que la Cena del Señor es un acto de obediencia por el cual la iglesia, al participar del cuerpo y la sangre de Cristo, conmemoran la muerte del Redentor y anuncian su segunda venida. 15.

 

Los Ultimos Tiempos

Creemos en la Segunda Venida de Jesucristo en dos etapas: una invisible para arrebatar a la iglesia antes de la Gran Tribulación; y otra visible para establecer su reinado milenial sobre la tierra, al final de la Gran Tribulación. (16)

 

Creemos en la resurrección corporal de todos los hombres, los salvos a vida eterna (17), y los inconversos a juicio y castigo eterno. (18)

1. 1 Corintios 2:7-14; 2 Pedro 1:20-21

2. Mateo 5:18; 24:35; Juan 10:35; 16:12-13; 17:17; 1 Corintios 2:13; 2 Timoteo 3:15-17; Hebreos 4:12; 2 Pedro 1:20-21.

3. Deuteronomio 6:4; Isaias 45:5-7; 1 Corintios 8:4, Jn 4:24, Mat 28:19; 2 Cor 13:14.

4. Génesis 2:7, 15-25; Santiago 3:9

5. Génesis 2:16-17; 3:1-19; Juan 3:36; Romanos 3:23; 6:23; 1 Corintios 2:14; Efesios 2:1-3; 1 Timoteo 2:13-14; 1 Juan 1:8.

6. Salmo 14:1-3; Jeremías 17:9; Romanos 3:9-18, 23; 5:10-12

7. Génesis 2:16-17; 3:1-19; Juan 3:36; Romanos 3:23; 6:23; 1 Corintios 2:14; Efesios 2:1-3; 1 Timoteo 2:13-14; 1 Juan 1:8.

8. Juan 5:24; 6:37-40; 10:27-30; Romanos 5:9-10; 8:1, 31-39; 1 Corintios 1:4-8; Efesios 4:30; Hebreos 7:25; 13:5; 1 Pedro 1:5; Judas 24. 

9. 1 Corintios 12:12-13, 2 Corintios 11:2; Efesios 5:23-32; Apocalipsis 19:7-8), (Efesios 1:22; 4:15; Colosenses 1:18.

10. (Efesios 2:11-3:6.

11. Efesios 3:21, Efesios 4:13-16, 2 Timoteo 2:2, 15; 3:16-17, Hechos 2:47; 1 Juan 1:3, Lucas 22:19; Hechos 2:38-42, Mateo 28:19; Hechos 1:8; 2:42.

12.  Efesios 4:11, Romanos 12:6-8; 1 Corintios 12:4-11; y 1 Corintios 12:28

13. Romanos 6:15-22; Gálatas 5:13, 25-26; Tito 2:11-14.

14. Marcos 16:15, Hechos 2.41-42, Romanos 6.3-5

15. 1 Corintios 10.16,21; 11.23-29

16. 1 Tesalonicenses 4:16; Tito 2:13,1 Corintios 15:51-53; 1 Tesalonicenses 4:15-5:11, 1 Corintios 3:11-15; 2 Corintios 5:10.

17. Juan 6:39; Romanos 8:10-11, 19-23; 2 Corintios 4:14

18. Daniel 12:2; Juan 5:29; Apocalipsis 20:13-15.

bottom of page